AFA, Argentinas en el Exterior, Entrevistas, FIFA, futbol por la igualdad, Mundial 2019, Primera "A"

Dice Romina Calcagno , coordinadora del departamento de fútbol femenino de futbolistas argentinos agremiados. Con ella conversamos el domingo en El Femenino por Radio La Red, sobre la profesionalización, el convenio y los alcances de los anuncios.

-¿A partir de cuando se pone en marcha la profesionalización del fútbol femenino?

-Esto ya está firmado. El mismo día que se dio el anuncio, ambas partes (AFA y FAA) lo firmaron. Entra en vigencia una vez que es publicado por el boletín oficial de AFA. De ahí en adelante, son 60 días para que los clubes regularicen la situación con las jugadoras que quieran incorporar a la categoría profesional. Son ocho contratos como mínimo pero ese no es el máximo. A partir de ahí, todos los que desee el Club.

-¿Cuánto hace que estás trabajando en este proyecto de fútbol femenino profesional?

-Yo estoy hace 11, casi 12 años, en el fútbol. Obviamente en masculino, hasta ahora. Pero hace aproximadamente un año que venimos trabajando agremiados y AFA en este proyecto. Las conversaciones fuertes para concretar todo esto fueron después del mundial de Rusia.

-¿Cuáles fueron los mayores inconvenientes con los que se encontraron para poder avanzar sobre esto?

– Los inconvenientes que pudimos tener están a la vista. Hay clubes más grandes que sabemos que van a poder llevar a cabo esto con tranquilidad pero, también, hay muchos clubes que son más chicos e integran esta categoría y entendemos que va a ser dificultoso. Por eso se demoró. Nosotros tenemos que garantizar que haya un orden, entonces se trató de abarcar la mayor parte de cuestiones para que estén bien concretas y claras. De hecho, una vez que las futbolistas firmen el contrato, van a empezar a gozar de los mismos derechos que tienen los jugadores que están en la Primera División.

-Las jugadoras que no firmen contrato ¿van a tener obra social?

– Sí, lo que nosotros hacemos, que ya se lanzó el año pasado, es brindarles el Plan Asistir para todas las jugadoras, tanto de la primera como de la segunda división. Cubre los servicios kinesiológicos, recuperación post quirúrgica, entre otros, todo con el plantel que tenemos en agremiados que de primer nivel y la aparatología es de última generación. Esto es lo que está disponible por ahora. También el asesoramiento. Nosotros estamos organizando charlas informativas con los diferentes planteles para que las chicas se vayan adentrando a este mundo. A partir de la firma de contrato y del convenio colectivo se abren un monto de cuestiones. Aquellas que no firmen contrato van a quedar en condición de libres, entonces puede venir cualquier otro Club y querer hacerle firmar contrato en su propio establecimiento.

-Entonces las jugadoras tendrían que estar informadas para que no se decepcione cuando no firmen contrato y puedan tener herramientas para saber qué pueden hacer. En esta primera temporada, ¿hay algún plan de que la próxima temporada se sumen cinco más y así en las siguientes temporadas como para que se complete un plantel?

-La idea es que vaya creciendo, obviamente. Nosotros apostamos a que sean ocho iniciales como para darle un comienzo y un puntapié inicial porque si se seguía esperando a que la totalidad del plantel tenga contratos se podía dilatar. Nos parece necesario arrancar con ocho. La idea es que crezca con el compromiso de todos y, en especial, los que forman parte del fútbol.

-¿Quiénes van a regular este convenio y de qué manera? Una de las grandes dudas es cómo se va a hacer para que este proyecto perdure en el tiempo.

-Lo que se firmó el sábado fue un acuerdo marco entre AFA y FAA. Lo que hace futbolistas argentinos agremiados es velar por los derechos de los futbolistas desde momento en el que firman el contrato. Esto le da una protección de la ley. Desde el gremio vamos a trabajar para que se respeten los derechos que fueron adquiridos.

-¿Cómo van a manejar el tema del doble fichaje? ¿Hay algún plan para resolverlo?

-Una vez que vos firmas contrato esto se termina automáticamente. Hay un apartado dentro del convenio colectivo que son los derechos y obligaciones tanto de los clubes como de las futbolistas, y dentro de las obligaciones de las futbolistas es el comprometerse a representar a su Club con el cuál firman contrato. No es posible jugar en dos clubes a la vez porque si jugando en futsal se lastima y tiene un contrato firmado con Racing, por ejemplo, ahí ya hay una falta de parte de la futbolista. Tiene que ver con un cambio de mentalidad.

-Entonces, si una jugadora firma un convenio de trabajo con un Club de fútbol 11. ¿Por contrato tiene prohibida la práctica de otro deporte?

-Si, es imposible. Todavía nos hace falta entender, y es importante que las chicas lo entiendan, de que es exactamente igual al convenio colectivo que tienen los jugadores profesionales. Vos firmás un contrato y tenés que representar a la institución para la cuál firmaste. Con el tiempo va a comenzar a acomodarse y  va a ser algo común. Las chicas hasta ahora no vivían de esto y por eso es necesario que haya apoyo de todos los sectores para que los sueldos empiecen a crecer. Es un camino que hay que ir dando con pasos lentos, sin apresurarnos, para que no cometer errores y que sea lo más certero posible. Y, a la vez, no dejar de caminar. Esto arrancó, ya está en marcha, no es que puede llegar a cortarse. El tema es que las futbolistas empiecen a apropiarse de todo esto. Lo más importante es que a partir de que firman el convenio ya contraen un montón de derechos y nosotros desde la FAA vamos a estar ahí para acompañarlas.

Compartir