Equipos, FIFA, Mundial 2019, Primera "A"

Por Nico Valado desde París

Suecia se impuso 1-0 sobre Canadá y dejó un sólo representante de CONCACAF en la Copa del Mundo. Si mañana Italia y Holanda se imponen en sus duelos serán 7 las selecciones europeas entre las 8 mejores.

Faltan dos horas para el comienzo del partido y aquí el tiempo parece estar detenido. Aquí dentro una buena cantidad de periodistas, fotógrafos, oficiales de seguridad, oficiales de FIFA y camarógrafos están inmóviles en el lugar. Todos y todas estamos mirando las pantallas de la Sala de Prensa del Parque de los Príncipes. Nuestro mannequin challenge. Estados Unidos está empatando 1-1 con España a falta de 15 minutos. A metros de nuestra posición, pasa el micro de Canadá. La otra selección de CONCACAF clasificada a 1/8 de final llega al Estadio para disputarse el todo o nada frente a Suecia.

Las tribunas son -en su mayoría- amarillas. Ana, colega norteamericana, dice que el público canadiense no está seducido por el soccer y que el título de los Raptors (NdR: Primer equipo canadiense en ser campeón de la NBA) mitigó el entusiasmo por esta Copa del Mundo. Sin embargo, de a poco, el público vestido de rojo va levantándose en París para alentar a su Selección. Canadá, durante la primera mitad, tuvo una prolijidad táctica realmente admirable. Suecia, por su parte, buscaba romper a base de dinámica y velocidad pero chocaba constantemente frente al orden canadiense. ¿Resultado? 0-0 al fin de los primeros 45 minutos.

La parte complementaria comenzó distinta. Los primeros minutos mostraron a dos equipos que sabían lo que se estaban jugando. Saltaron al campo de juego bajo las luces de los celulares que iluminaban las tribunas de esta Ciudad Luz. Suecia se volcó al ataque. Canadá ganó metros en el campo de juego. Señoras, señores, prepárense porque viene una segunda mitad a puro fútbol.

Canadá va a merodear el área sueca, pierde la pelota en tres cuartos y las escandinavas llegan al extremo opuesto del campo de juego en tres toques. Kosovare Asslani vuela sobre el césped y habilita –con un pase de precisión quirúrgica- a Blackstenius. Stina Blackstenius define abierto, la pelota rebota en la defensora norteamericana y la pelota se convierte en el 1-0 para las europeas. Suecia tiene un funcionamiento envidiable en ataque. Sufre de más en defensa.

La prueba del sufrimiento azul y amarillo llegará en el minuto 22 del complemento. Asslani metió la mano en el área propia y, tras el aviso del VAR, se cobra penal para las norteamericanas. El apoyo de video arbitral está funcionando perfectamente en este Mundial Francia 2019. No hay grandes demoras en el juego y termina cumpliendo su función: da la sensación de justicia en los cobros de las árbitras. Quizás el fallo más difícil haya sido el de esta tarde entre Estados Unidos y España.

PH: Camila Ramenzoni

En marzo de este año, Canadá se impuso a Suecia por penales en el partido por el tercer puesto de la Copa Algarve. La arquera sueca Lidahl le había detenido el remate a Christine Sinclair en aquella definición. La canadiense declararía, post partido, que por ese motivo dejó que Janine Beckie rematara. Distinta pateadora, misma arquera, mismo resultado. Lidahl voló sobre su derecha y silenció el grito de gol de las canadienses que se quedaban sin tiempo para conseguir el empate.

Sobre llovido mojado a los 34 minutos del segundo tiempo. Penal para Suecia. VAR. No hay penal para Suecia. Blackstenius estaba en offside en el comienzo de la jugada. Canadá iba al ataque. El dibujo táctico se veía perfecto desde lo más alto del Parque de los Príncipes. 2-3-3-2. Dos defensoras para la salida, 3 mediocampistas para distribución y retroceso, 3 mediocampistas para conectarse con las dos delanteras y pisar el área. No funcionó. Suecia desactivó cada ataque y, además, estuvo cerca del segundo.

Parecen imbatibles las europeas en esta Copa del Mundo. No sólo Suecia. Francia, Alemania e Inglaterra van cuatro victorias en cuatro partidos. Italia rompió el Prode, se llevó el Grupo C y mañana se juega contra China el pase a cuartos. Holanda ganó con comodidad su grupo y se enfrenta a Japón. En caso de imponerse ambas selecciones serán 7 europeas entre las 8 mejores. ¿La restante? Estados Unidos. Que terminó ganándole 2-1 a España gracias a un penal de VAR. España, en su segunda participación, hizo sufrir hasta el final a la Campeona del mundo.

Termina la noche en París. Suecia da una especie de vuelta olímpica para saludar a su público en el Parque de los Príncipes. Aplaude. Levantan los brazos dentro y fuera del campo de juego. Hacen su ritual que nos es tan ajeno. Aplauden. Cada vez más rápido, gritan algo, siguen aplaudiendo hasta llegar a un ritmo frenético y rompen en un grito. Festejan las suecas. Como Alemania, como Francia, como Inglatera. Este, el de Francia, es –sin lugar a dudas- el Mundial de las europeas.

Compartir