El límite de edad

19/06/2020 | AFA - Liga Cordobesa - Ligas del Interior | Por 

Daniel Fernández, presidente de la Liga Cordobesa de Fútbol, fundamentó las razones por la cual quieren aplicar la medida restrictiva en la presente temporada de la competición femenina. Las voces a favor y en contra de la medida.

Por Lucio Orlando.

Meses después a que se anunciara la medida por parte de la Liga Cordobesa de imponer un límite de edad en las competencias femeninas, Daniel Fernández, presidente de la institución, rompió el silencio y participó de la Primera Jornada de Fútbol Femenino organizada por el Colegio de Abogados de la provincia. Según la nota publicada por Ana Dalmasso en La Voz del Interior, el dirigente del órgano deportivo tomó la palabra y explicó los fundamentos por la cual la liga había llegado a esta decisión. 

“Este sistema va a ayudar a la formación de jugadoras. Nuestra liga es formadora de jugadores para el fútbol profesional. No podemos formar futbolistas en edades en las que el profesionalismo ya no las requiere”, declaró sobre el dictamen que, según él, se venía discutiendo desde la temporada 2018.

Esta respuesta hace referencia a la decisión del órgano rector del fútbol cordobés a imponer un límite de edad en las entonces competencias femeninas libres de reglas tan restrictivas. De un máximo de 44 años durante la pasada temporada, la LCF obligará a que los equipos solo puedan contar con un techo de 3 jugadoras de la categoría ‘85, estando solo dos de ellas en simultáneo dentro de la cancha.

Además, el presidente comparó esta decisión de imponer un límite demográfico a la implementación de un sistema similar dentro de las competencias masculinas: “En el 2004 se plantea el límite de edad en fútbol masculino, el cual empezó a regir en 2005. Era una liga formativa y necesitábamos el desarrollo de las categorías inferiores. Teníamos muy pocos equipos que completaban todas las divisiones. Con el límite de edad empezamos a exigirle a los clubes para que formen esas categorías”.

“Se formaba un cuello de botella, mientras que ahora el promedio de la Liga Cordobesa es de 25 y 26 años. En el masculino hoy en día logramos tener diez divisiones. En el femenino la idea era similar, desde este año imponer el límite de edad y en 2021 comenzar a exigir dos divisiones inferiores”, continuó explicando Daniel Fernández sobre el plan de la Liga.

A su vez, el dirigente confirmó que la disposición se está tratando en una mesa de diálogo en conjunto con la Agencia de Deportes y el Ministerio de la Mujer provinciales.

También aprovechó para referirse a las manifestaciones y pedidos por parte de las mismas futbolistas que componen la liga, delegando la responsabilidad de reclamos a los clubes que las amparan. “Son los clubes los que tienen que plantear los inconvenientes en las diferentes mesas y órganos de la LCF para luego ser debatidos. Así es como funciona. Las discusiones se deben dar en los clubes y después traerse a éstos ámbitos. Hoy es muy difícil que vuelva la obligatoriedad”, manifestó Fernández.

Sin embargo, estas respuestas dadas por el presidente de la Liga Cordobesa de Fútbol no fueron bien recibidas por las jugadoras afectadas por la implementación de estas medidas: “Fernández se lavó las manos. Básicamente dijo un montón de palabras sin sentido, atribuyéndose el escaso desarrollo del torneo femenino y desligándose de los motivos que nos impiden seguir creciendo”, expuso Maia Florencia Romero, futbolista de la liga e integrante de la agrupación Futboleras Organizadas de Córdoba. 

En cuanto a la comparación realizada por Fernández, en la que se compara las medidas implementadas entre la disciplina de diferente género, la jugadora destacó las diferencias en trayectorias, apoyo mediático e ingresos económicos cómo las principales razones por la cual este paralelismo hace “imposible legitimar su discurso”.

“Proponen límites que castigan a las jugadoras por su edad sin pensar en planes de contención o políticas de desarrollo que nos permitan avanzar en este deporte”, cuestionó.

Asimismo, remarcó la falta de conocimiento en el desarrollo actual de la disciplina por parte de la federación deportiva: “Quieren tomar las riendas de algo que desconocen. No hubo intento alguno de preguntarnos sobre nuestras necesidades, sobre posibles modificaciones en los torneos que participan o sobre la falta de seguridad o ambulancias en las canchas donde jugamos”.

“Las jugadoras somos las únicas personas que llevan la delantera del desarrollo del fútbol femenino en Córdoba y muy poco espacio se nos está dando para alzar nuestra voz”, concluyó Romero.

_

_

_

Si te gusta lo que hacemos y nos queres ayudar a sostenerlo, podés aportar invitándonos con un cafecito, para que podamos continuar desarrollando este espacio, haciendo click en el link de abajo.

¿Nos invitás un cafecito☕️?