¿En qué quedamos?

11/06/2020 | Argentinas en el Exterior - Internacionales - Ligas Internacionales - Primera Iberdrola | Por 

A pesar de que la Real Federación Española de Futbol declaró a la Liga y Reto Iberdrola cómo competencias profesionalizadas, la Asociación de Clubes respondió en contra de esta denominación que “da apariencia de algo que no es”.

Por Lucio Orlando.

Luego de dejar en el paso las problemáticas causadas por la falta de un convenio colectivo y la ausencia de una veloz resolución del torneo concluido por el coronavirus, el fútbol femenino de España se envuelto en una nueva disputa entre la RFEF y los clubes que componen los certámenes de esta organización.

El ente deportivo comunicó, a través de sus canales oficiales, que la Primera y Segunda División femenina pasarán a ser consideradas cómo competencias profesionalizantes. Así, los certámenes Iberdrola darán el salto a esta nueva denominación al cumplir con los requisitos materiales, económicos, profesionales y laborales para dejar de estar categorizados cómo fútbol aficionado.

Al mismo tiempo, las dos primeras categorías de fútbol sala masculinas y el máximo nivel de esta disciplina femenina también se verán afectadas por este nuevo decreto.

Esta nueva nomenclatura en los certámenes representa una serie de cambios que estarán encabezados por la creación de Comités Profesionalizados. La función de estos órganos autónomos será la de gestionar los distintos aspectos de cada una de las disciplinas dentro de la RFEF, integrando a todos los clubes que la componen. 

También, la clasificación de “competencia profesionalizante” supone modificaciones en la estructura básica de los torneos afectados: Estos cambios se extienden desde la fijación de condiciones mínimas laborales, hasta la configuración de un salario y un mínimo de licencias de carácter profesional.

Según lo comunicado, la Federación Española considera estas transformaciones cómo “un paso más por avanzar en el desarrollo de estas disciplinas deportivas”.

Sin embargo, la Asociación de Clubes de Fútbol Femenino no tuvo una cálida recepción de las noticias y disparó contra el órgano rector del fútbol. “Lamentamos que se juegue con la profesionalización del fútbol femenino”, tituló la agrupación en un comunicado compartido en su sitio web.

“En relación con el comunicado de la RFEF, la ACFF lamenta profundamente la confusión generada por RFEF a la opinión pública al utilizar un término que no existe en la normativa deportiva, como es el de competición profesionalizada, con el objetivo de aparentar haber sido transformada en algo que todavía no es: competición profesional”, declaró la Asociación.

El argumento para rechazar la denominación promulgada por la Federación Española reside en el artículo 46.1 de la ley 10/1990 del Deporte. Allí se establece a los términos “oficial o no oficial” y a “profesional o no profesional” cómo los únicos conglomerados de clasificación en los que se pueden agrupar a los certámenes deportivos.

Por esta razón, la ACFF considera que “hasta que sea calificada por el CSD como competición profesional, las competiciones de fútbol femenino siguen siendo competiciones no profesionales”.

“El fútbol femenino, sus clubes, futbolistas, técnicos y aficionados merecen dejar de ser una competición no profesional y ser calificada como competición profesional. Pero, sobre todo, merecen no ser denominadas competiciones “reto”, de “honor”, “pro”, ni mucho menos “profesionalizadas”, como si de un premio de consolación se tratara”, continuó la agrupación garante de clubes.

_

_

_

Si te gusta lo que hacemos y nos queres ayudar a sostenerlo, podés aportar invitándonos con un cafecito, para que podamos continuar desarrollando este espacio, haciendo click en el link de abajo.

¿Nos invitás un cafecito☕️?