AFA, Copa América, internacionales, Liga Cordobesa, Seleccion Argentina

Valentina Cámara, la defensora de Belgrano de Córdoba, cuenta su experiencia luego de su convocatoria al Seleccionado mayor. Sus sensaciones en su primera participación con el equipo nacional. 

¿Qué expectativas tenes frente a la copa?
Es mi primera oportunidad vistiendo la celeste y blanca y en una competencia internacional cómo está. Mi expectativa es disfrutarla, sumar experiencia y seguir aprendiendo de mis compañeras y los demás equipos.

¿Cómo fue el encuentro de las 22 en el predio?
A muchas de ellas no las conocía en persona, así que lleva su tiempo y su momento. Es un grupo de grandes personas gracias a dios, se hace más llevadero todo.

¿Cómo vivis estos momentos en la concentración?
El momento de concentración es elemental, tanto para entendernos en la cancha como para entendernos fuera, y fomentar lo grupal.

¿Qué significa jugar para la selección ?
Un sueño, la verdad. Algo por mi parte jamás imaginado, impensado.

¿En que momento de tu vida te llega está convocatoria ?
Me llega ya recibida (kinesiología), con 24 años, entre medio del deporte y el ejercicio profesional, una etapa muy linda pero muy dividida.

¿Qué es el fútbol para vos?
Además del muchas veces mencionado cable a tierra, es una vida. Llena de lecciones, de aprendizajes, de momentos imborrables, y de muchas sensaciones encontradas.

¿Te sorprendió la evolución o el crecimiento de alguna de tus compañeras?
La verdad que venir y encontrarse con chicas que viven de esto en el exterior, o aquellas que tratan de vivirlo lo más profesional posible en nuestro país, es inmenso.

¿Qué es lo mejor que tiene este grupo ?
La risa contagiosa, apoyarse en momentos alegres, y que no haya subdivisión marcada de grupos por afinidad.

¿Cómo te describirías como jugadora ?
Ansiosa por el recupero del balón. Más defensiva que ofensiva.

¿Un deseo o un sueño con la selección?
Poder llegar hasta lo más alto y que sea el comienzo de cosas lindas

Por último una frase de cabecera
Siempre fui partidaria de que los grandes equipos los forman los grandes grupos.

Compartir