AFA, Copa América, Mundial 2019, Primera "A"

Por Nico Valado desde Rennes

Chile aguantó todo lo que pudo ante la incansable Suecia que supo encontrar los goles sobre el final del partido. Asllani y Janogy convirtieron los tantos de la selección escandinava tras la reanudación del encuentro inicialmente demorado por la lluvia.

La ruta a Rennes es campo y cielo. Nada más. No hay edificios, estaciones de servicio ni locales al costado del camino. Cada tanto aparece una casa perdida en el medio de la campiña. Estamos llegando a la Bretaña Francesa. El año pasado, esta región de Francia, fue sede del Mundial Sub 20 femenino.

En las tribunas hay hinchas suecas, chilenas y un puñado importante de niños locales con las camisetas de unas y otras. Hay muchísimo entusiasmo por la hinchada sudamericana que llegó hasta esta parte del mundo para acompañar a su selección en esta parte del mundo. El Rhoazon Park se transformó en el Estadio de La Portada en La Serena. Los asientos rojos, el “que se paren los chilenos”, el ChiChiChi LeLele.

En el campo de juego, el encuentro fue similar al que Argentina le planteó a Japón. Cerrar los espacios, no permitir los remates francos al arco y buscar algún contragolpe oportuno. El plan salió bien durante 80 minutos. Mientras tanto, Cristiane Endler se volvió figura en un partido dónde la llamaron lo suficiente como para demostrar que es una de las mejores arqueras de este torneo. La chilena sacó todo lo que le tiraron durante la primera mitad y la mayor parte de la segundo.

Suecia, en el complemento, demostró por qué es una de las potencias globales. Chile aguantaba todo lo que podía ante el embate escandinavo. Hasta que de repente se tapó el cielo. No es metáfora. En un segundo se pasó del sol primaveral a unas nubes negras que tapaban todo el cielo. En un chasquido el agua empezó a caer cómo si fueran baldes que bañaban el Rhoazon Park. Hasta el trueno y el relámpago. Tormenta eléctrica. Partido suspendido.

Faltan 20 minutos para el final del encuentro y el debut de Chile encontraba un nuevo descanso para las jugadoras que demostraban que estaban agotadas físicamente de defenderse sin la pelota. Suecia, a la vuelta de la interrupción por la lluvia, gastó los últimos cartuchos y terminó venciendo la resistencia roja. Endler no pudo hacer nada en los goles de Asslani y –el go la zo- de Janogy.

Chile deberá enfrentarse a EEUU que viene de golear ¡13-0! a Thailandia en la mayor goleada de la historia de la Copa Mundial Femenina de la FIFA. El partido será en París frente a una multitud que espera ver a la selección norteamericana en la capital francesa.

Compartir