Sin acuerdo a la vista

29/01/2020 | Argentinas en el Exterior - FIFA - Futbol Femenino Profesional - Liga Iberdrola | Por 

La lucha entre clubes y empresas por los derechos de retransmisión continúa siendo la problemática fundamental que impide la firma del primer convenio colectivo del fútbol femenino.

A más de un año de haber iniciado las negociaciones para el primer convenio colectivo que ampare a las futbolistas de la Liga Iberdrola, las negociaciones comprendidas por clubes, sindicatos, empresas y la Asociación de Clubes de Futbol Femenino (ACFF) parecen no llegar a buen puerto. 

Entre los acuerdos de un salario mínimo, indemnizaciones, parcialidad, vacaciones y coberturas en casos de lesión, los derechos de retransmisión audiovisual se asoman cómo la gran interrogante que pone un freno al acuerdo histórico entre las partes.

Esta problemática se originó ante la firma entre la ACFF y el grupo europeo Mediapro en el cual se firmó un contrato de tres millones de euros por temporada, distribuidos entre los 13 equipos afiliados a este convenio. Athletic Club, Barcelona y CD Tacón (filial del Real Madrid) fueron los únicos equipos que tomaron cartas en el asunto, tomando en sus propias manos la transmisión de sus encuentros que luego sería vendida al Programa de Élite de la Real Federación de Fútbol Española a cambio de 500.000 por temporada a cada uno de estos equipos.

Más tarde, el Madrid CFF sería el cuarto equipo en incorporarse al acuerdo gestionado por la RFEF a pesar de ya haber firmado con el grupo Mediapro, en un proceso que se encuentra en tribunales españoles por incumplimiento de contrato.

La falta de compromiso entre las dos entidades es la principal puja económica que limita el poder de las partes de llegar a la firma del convenio colectivo. Principalmente, porque clubes cómo el Barcelona y el CD Tacón insisten en transmitir sus enfrentamientos, tanto en condición de local cómo de visitante, y se niegan a compensar a sus rivales por sus derechos de imagen.

Sueldo mínimo, compensaciones por despido, vacaciones y cobertura en caso de lesión son alguno de los temas que aborda un convenio atascado por cuestiones económicas.

Desde Mediapro aseguran que no existiría inconveniente alguno si los clubes que vendieron sus derechos comerciales con la RFEF llevan a cabo la transmisión de sus encuentros si antes se llegó a un pacto sobre la compensación económica del equipo rival y perteneciente a la ACFF.

“No estamos en contra de que los emitan, pero tienen que pagar por ello porque, sino, el resto de los clubes recibirán menos dinero; hay que acomodarlo para que todos reciban lo mismo”, explicó el socio gestor de Mediapro, Jaume Roures, en una conferencia de prensa.

Estas negociaciones serían similares a las que invadieron al fútbol español a principio del nuevo milenio: La misma Mediapro acordó con su contraparte Sogecable para distribuirse los beneficios económicos obtenidos en base a la retransmisión de los encuentros de La Liga de acuerdo con el valor de los activos de cada una de estas dos empresas.

A pesar del precedente, los clubes de la RFEF se amparan en el “Derecho de Arena” el cual le permitiría al conjunto local explotar todos sus derechos comerciales. A su vez, ante la falta de reglamentación concreta y definitiva, estos equipos admiten que no les resulta de carácter obligatorio acordar con sus rivales el pago económico correspondiente por participar del encuentro.