Una cuestión de edad

21/02/2020 | futbol por la igualdad - Liga Cordobesa - Ligas del Interior | Por 

La nueva temporada de la Liga Femenina de Córdoba tendrá límite de edad en la inscripción y participación de jugadoras. Al igual que en los certámenes masculinos, la Liga Cordobesa de Fútbol anunciaría estas modificaciones el próximo miércoles luego de la reunión de comité. 

El inicio de la temporada 2020 supone la oportunidad para las ligas del interior del país de renovarse e innovar. El desarrollo de estos certámenes y el buen funcionamiento de la competencia resultan fundamentales para pensar en un torneo más federal e inclusivo. La prueba piloto será sin dudas la próxima Copa Argentina. 

COPA ARGENTINA: FÚTBOL PARA TODAS

En la actualidad, la Liga Cordobesa, proveedora de una gran cantidad de futbolistas con rodaje en la selección argentina sub-20 y mayor, analiza en su próxima temporada -que comenzaría el 14 de marzo- implementar una serie de modificaciones entre las cuales se encuentra la decisión de imponer un límite de edad para la inscripción de jugadoras, una decisión que, si bien no cuenta con confirmación oficial, ha sido subrayada con desaprobación en la comunidad de jugadoras de fútbol femenino de la zona. 

La agrupación “Futboleras Organizadas de Córdoba” emitió un comunicado oponiéndose a la decisión: “Entendemos que dicha medida representaría un claro retroceso para el fútbol femenino local, obstaculizando el desarrollo de la competencia tanto de jugadoras cómo de clubes”, declaraba la organización en contra de la reforma demográfica.

Según trascendidos, los 28 equipos que participen del torneo deberán respetar un límite de edad para la inscripción de jugadoras en el certamen: las edades de inscripción estarían comprendidas entre la categoría 2004, de 16 años, hasta la 1988, de 32. A su vez, los equipos podrán contar con el aporte de hasta tres jugadoras de la clase 1985 como máximo, pudiendo estar dos en cancha de forma simultánea.

Según trascendio, el argumento sobre el cual se proponen estas modificaciones se basaría en el objetivo de fomentar el desarrollo de la disciplina, ya que se entiende al certamen como un espacio de “formación”, por lo que hay que darle un mayor rol a aquellas jugadoras jóvenes y con potencial.

En línea con estas modificaciones también habría en desarrollo la creación de dos nuevos torneos formativos para reducir la cantidad de jugadoras afectadas por la medida. Un torneo Sub 12 y Sub 17 ayudarían a achicar la brecha de edades entre competiciones.