#ElFemeninoTBT: El retiro de la 10

12/11/2020 | AFA - FIFA - Futbol Femenino Profesional - futbol por la igualdad - News - Players - Primera "A" - UAI Urquiza | Por 

Cuando Analía Hirmbruchner decidió retirarse del futbol tenia apenas 24 años. Luego de una rotura de ligamentos cruzados sufrida en 2007, nunca volvió a sentirse la misma. La actual asistente de Carlos Borrello en la Selección Mayor, debió adelantar su retiro en la plenitud de su carrera, pero fue en propios términos.

Bajo las constantes exigencias físicas que fuerza el fútbol moderno, cada vez son menos los futbolistas que pueden alejarse de este deporte bajo sus propios términos. Lesiones, caídas abruptas en el rendimiento u otros factores externos pueden sorprender hasta a los jugadores más preparados y poner, de repente, punto final a sus ilustres carreras.

El fútbol femenino no es una excepción y estos eventos suceden con una mayor frecuencia que la de su contraparte masculina, aunque a veces, hay historias, como las de “Hambur” valen la pena ser destacadas.

Analía Hirmbruchner supo vestir la casaca de River Plate, Independiente, y la de UAI Urquiza, donde además se coronó campeona en el 2012. Antes de pasar del otro lado de la línea de cal, vistiendo la albiceleste, obtuvo la medalla de plata en el Sudamericano 2006 y 2008 en la Sub 20 y se coronó campeona con la Selección Mayor en la Copa América del 2006, lo que significó para Argentina la clasificación a la Copa Mundial de la FIFA del 2007.

Referente y capitana en el futbol argentino y en “El Furgón”, Anita jugaba muy bien. Vestía la 10 y poseía y aun posee -por suerte para nosotros y para sus dirigidas en el seleccionado- una visión de la cancha extraordinaria. Lamentablemente los dolores residuales de la lesión no le dieron mucho margen y en abril del 2013 y después de mucha deliberación, tomo la decisión de finalizar su carrera.

Eso si, la despedida fue en sus términos.

Anita disputó su último partido en Villa Lynch donde UAI Urquiza enfrentó a San Lorenzo. En la previa de su último enfrentamiento, la mediocampista tuvo una larga charla con sus compañeras en el vestuario, donde expuso su decisión definitiva.

“Lloré todo lo que tenía que llorar antes del último partido para no desconcentrarme en la cancha. Recibí muchos regalos, mimos y palabras bonitas en ese último encuentro”, confesó en ese momento.

“No sé si es lo mejor para mi corazón, pero a la hora de poner las cosas en la balanza uno tiene que pensar en qué es lo mejor para uno y sé que esto es lo mejor”, concluyó la mediocampista, que se dio el lujo de anota un golazo antes del silbatazo final en aquel partido del 2013.

Analía Hirmbruchner supo reinventarse y además de recibirse de kinesióloga, sigue vinculada al fútbol femenino y hoy se desempeña como ayudante de campo de Carlos Borrello en la Selección Argentina. Las despedidas tienen sabor amargo, pero el reinventarse, el enfrentar y anteponerse ante la adversidad tienen un “Hambur” gigante marcado a fuego.

_

_

_

Si te gusta lo que hacemos y nos queres ayudar a sostenerlo, podés aportar invitándonos con un cafecito, para que podamos continuar desarrollando este espacio, haciendo click en el link de abajo.

¿Nos invitás un cafecito☕️?