Junio francés

01/06/2019 | FIFA - Mundial 2019 - Primera "A" - Seleccion Argentina | Por 

Nico Valado desde París

A falta de 6 días para el comienzo de la Copa del Mundo, París –todavía- no muestra señales. La superposición de grandes eventos deportivos genera diversidad en el interés del público francés.

Entre el avión que me depositó en Madrid y el que me lleva a París tengo 9 horas de espera. Hay dos opciones: hacer tiempo en el aeropuerto (una de las actividades más costosas del mundo) o recorrer la capital española. El día acompaña, así que tarjeta de subte en mano y a recorrer tres puntos específicos: Puerta de Alcalá, el Santiago Bernabeú y la Plaza Mayor. Gracias al Metro madrileño pude demorar menos de 2 horas y media para hacer el mini city tour.

Los afiches publicitarios en la calle son contundentes. Le dan la bienvenida a los fanáticos del mundo que se acercan a vivir la final de la Champions League de esta noche. Hay banners colgados en todos los postes de luz del Paseo de la Castellana. A menos de 100 metros de la Puerta de Alcalá hay una réplica gigante de la pelota que se usará en el encuentro del Estadio Metropolitano.

Calle de Alcalá y Paseo del Prado (Madrid)

En la Plaza del Sol y en la Plaza Mayor la cosa se pone aún más grande. Escenarios, pantallas gigantes, los escudos colgados en los edificios, tribunas y ¡hasta una cancha de fútbol 5 instalada en plena Plaza Mayor! para darle la bienvenida a esos mismos fanáticos que pagarán cerca de 2 mil euros una noche de hotel. Madrid recibe a su segunda final global en menos de seis meses.

En el Aeropuerto parisino de Orly no hay ninguna referencia al Mundial Femenino ni a la selección francesa. Sí hay publicidades de Perrier, agua mineral francesa y main sponsor de Roland Garros, con el logo del Grand Slam local. A menos de dos horas de Madrid, la final entre Liverpool y Tottenham parece no existir. Menos todavía la final de la Europa League también entre equipos ingleses. La histórica rivalidad entre Francia e Inglaterra hace lo suyo a la hora de mantener el interés aplacado.

En las Pharmacies se puede ver la cara de Tsonga –ya eliminado- publicitando algo que no logro entender qué es. Los televisores están clavados en el polvo de ladrillo. Todas las pantallas son naranjas. Además, se están disputando los Playoffs del Top 14 de Rugby. El tradicional torneo entró en su recta final y despierta emociones francesas por más que no haya equipo parisino en la definición. Las publicidades de Eurosport, canal que trasmite los eventos deportivos locales, incluyen el spot de la Selección Francesa Femenina lanzado hace unas semanas en redes sociales.

Roland Garros y la Copa Mundial de la FIFA convivirán 72 horas entre el debut de la selección blue el 7 de junio y la final del Grand Slam el domingo siguiente. 800 metros separan los dos estadios ubicados en uno de los barrios más coquetos de la Ciudad Luz. París, de todas formas, sonríe con el anticipo del verano tras un mayo gris.

Junio empezó de la mejor manera en la capital francesa. Mientras Juan Martín Del Potro se enfrente al australiano Thompson, la selección argentina de fútbol estará aterrizando en el norte parisino bajando de un cielo que no tiene ninguna nube. Argentina llega en el fin de la primavera francesa.

Empieza nuestro Mundial.